La iniciación artística fomenta en nuestros niños y niñas habilidades   que permiten coordinar sus movimientos, organizar y planificar sus acciones, a sensibilizarse y expresar libremente sus ideas, así como también permite abrir canales de comunicación para fortalecer la exploración utilizando diferentes estímulos creativos como: los sonidos, el silencio, el juego, el humor y los objetos intermediarios (aros, cintas, sombreros,  disfraces, elementos de la naturaleza, texturas y personajes). Así mismo  es ideal para ayudar a los niños y niñas  a desarrollar su expresión verbal y corporal, estimular su memoria y agilidad mental, todo esto a través de la danza creativa, el  baile y el teatro.